lunes, 28 de mayo de 2012

Farol

Tránsfuga la candela,
entre tupidos velos
protectores de la sombra,
se resguarda del viento.
Y perdurar así en el tiempo
sin derramar aceite,
ni prender la tela,
esa apariencia de vela
 ilumina al sitio que
 se construyó en intento
 de protegerse de ella.
En el reino oscuro de la sombra,
que sin norma, ni reparo, la intrusa
estrelló su espacio e iluminó su forma.
El sol en la sombra y la confusión
que asombra al perdido lector,
sin forma, sin razón, ni rasero,
ni horma, pues la realidad es
aquel credo de quien otorga su fe,
al instante que inventa
el bien, que su razón quiso
dar forma para no perder
la señal de los sentidos.
Sintiendo real la historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario