lunes, 28 de mayo de 2012

Farol

Tránsfuga la candela,
entre tupidos velos
protectores de la sombra,
se resguarda del viento.
Y perdurar así en el tiempo
sin derramar aceite,
ni prender la tela,
esa apariencia de vela
 ilumina al sitio que
 se construyó en intento
 de protegerse de ella.
En el reino oscuro de la sombra,
que sin norma, ni reparo, la intrusa
estrelló su espacio e iluminó su forma.
El sol en la sombra y la confusión
que asombra al perdido lector,
sin forma, sin razón, ni rasero,
ni horma, pues la realidad es
aquel credo de quien otorga su fe,
al instante que inventa
el bien, que su razón quiso
dar forma para no perder
la señal de los sentidos.
Sintiendo real la historia.

La selva.

Tintinean cascabeles,
pidiendo ronroneo.
El gato maúlla.
Sin saber que un perro
ladra buscando ayuda.
Teme el hilarante dolor
de la zorra de su dueña,
que gime en contradanza
cubriendo en alabanzas,
al golfo de su amante.
Padre de la hija desnuda.
Dueña de aquel gato
que agitó el sonajero,
y cerró la verja,
de esta granja de putas...
Sonidos de naturaleza abierta
entrecerradas ventanas y
rendijas sobre las puertas.

viernes, 25 de mayo de 2012

o_0

   Estaban encerradas en dos pequeñas esferas de cristal cuidadosamente talladas. Un azul eléctrico de tono claro, perfectamente mimetizado, acompañando a la curiosidad y en vivaracho movimiento disimulado. Fue el perfil arrogante o tal vez el descaro, quién sabrá si tiene explicación, pero lo cierto que su poder de hipnosis quedó del resto desmarcado.

  Tan poco tiempo fue necesario para quedar demostrado que todo su alrededor dejó marcado. Algo de estudio de campo será  necesario, en intento de contraste ante el juzgado, en articulo social publicado y curiosidad personal respondiendo al intento de comprensión precipitado, sin fisuras, sin reparo.

   Evasión ante el desastre y permiso concedido al inciso, a la incidencia del peligro de un lugar accidentado y por tantas áreas distintas que siempre parecen ser lo mismo, semejantes o simplemente copiadas sin pudor a tantos autores anónimos, sin derechos y conocidos por demasiados.

   El contraste en apariencia marcado disimula su igualdad, en perspectiva engañosa de la realidad que tratamos de creer que no la hemos inventado. Un estimulo, una simple receta de biológico sensor con arrogancia procesado por la nebulosa gris tan densa que solidificó a la evolución de cada cual, madurando.

Tan cierto, que me lo he inventado.



Fdo:  Udánimo

miércoles, 16 de mayo de 2012

Bruno

Impreso sobre acera
en baga sombra,
en espera del rayo
reflejado por la pulida
superficie que me deslumbre.

Marcando su silueta,
describiendo sobre la
piedra ya de dudosa frialdad,
de imposible rechazo con
tal figura reposando.

Y mientras las horas
permitan su sol y
su mente, plácida la
espera. El orden
no cejará en su indefinido
recuerdo de penumbra.

Umbrías las baldosas,
irradian esplendor en
un oscuro gris, que
antes en blanco y rojo,
pálido, casi rosa,
pretendían con motivos
fijar la atención en su
composición tosca.

En esa intervención
divina, interposición
entre astro rey sol
y fieles seguidoras
que acumulan durante
el día su calor.

Se aseguran de aprender
calidez sin transmitir temperatura,
pues en acto de ternura,
el roce fogoso que enfría
al tacto de la yema
que se acerque en acaricia.
Acoge al ojo que se nutre
de su sombra pues
no se ve su figura.

Y cuando todo lo
que en sentido se
transfigura parecía
perdurar. Llegó el
desertor del oído,
inapreciable hasta ahora,
para de voz implacable
aun de cariño y mesura.

Formular este desastre,
que ni la noche por su
desgaste hizo pensar en
farola...
La in-miscible oscuridad
respondió a su llamada.
Si ya no está
¿Qué hago yo ahora?

Fdo: Udánimo