martes, 20 de marzo de 2012

Celebrar el juicio

Cuantas luces cegaron esos ojos,
soplidos raptaron estas palabras
y grandes jarras causaron olvidos.

Pues aun popular siendo este  gran dicho.
Tras el vestido blanco de la boda,
abandona el ramo, vende las arras,
coge una pala, a decorar el nicho.

Fdo: udanimo

No hay comentarios:

Publicar un comentario