lunes, 27 de febrero de 2012

Se que eres tu

Las barquitas se mecían al son de la hola. ¿Cómo es posible que estén tan tranquilas paseando? Están tan encerradas. Conformarse con balancearse recorriendo pequeños viajes bajo los arcos. Es bonita tu casa, pero todo ese tiempo allí me terminaría agobiando a pesar de encerrar todo el país.

Y sí, lo veo así.  Evadir de un pensar que sentado me recorre, adormece, empobrece y que nadie me socorre.

¿Fuiste tu verdad? Quién en busca de respuestas que no se por qué preguntas incrementaste el contador de visitas.

Sed de respuestas, ser la pregunta y ver llamada que las concreta. ¿Sufrir la consecuencias? Caos en jardín de delicias añejas.

Ser la mente que apresura su culpa, saber si esta sola, saber si es otra. Déjalo, te digo estás loca. El ruido rasgó la cuerda de la guitarra y la canción sonó a derrota. Silencio por favor, compondré otra.

Fdo: Udánimo

No hay comentarios:

Publicar un comentario