jueves, 9 de febrero de 2012

Al ocultar la faceta

    A los pies de la cama, entretejiendo la imagen de un recuerdo con la viva vista. Buscando los resquicios de esa imagen estática e impoluta pero con la carencia que nunca he encontrado. Cuantas cosas pasaron por la mente en aquel calendario ya de envejecidas páginas. Cuanto tiempo invertí a perseguir aquella tara, cuantas luces desprotegí inconsciente dejando a su suerte la fuerza de su llama. No es justo y sobre todo no es correcto. Tratar de forzar lo que en su día no se gastó por derecho. Es lo hecho, lo vivido y la irresponsabilidad de no valorar lo que no conlleva un verdadero esfuerzo. Seamos sinceros, lo dejamos caer, demasiado y se marchó muy lejos, pero cuando tratas de retornarlo a su puesto, ves eso. Pesa mucho. Es lo cierto.

    Al margen de todo esto, poder valorar lo fantástico que una parrafada bien elaborada, con su juego mágico de mostrar a la vez que ocultarlo todo y nada. Sin saber quién juega, sin poder huir sereno, sin sentir nada. Pues en el momento que entiendas algo de lo que refleja su tinta, sabrás que está embrujada, pero no podrás jamás podrás afirmar que la luna sintió tu figura en el agua reflejada. Letras del desaliento y no será más que su lector quien le ponga nombre a su protagonista inconcreto, a su sentir inconexo, a su pesar del encuentro. Serán muchos los puedan sentirse identificados y seguro estoy que quien sudó fríamente con el cañón en su frente, jamás podrá decodificar su verdadero significado. Ya sea porque no lo leyó, porque no lo pudo interpretar o porque jamás le importó.




Fdo:Udánimo

No hay comentarios:

Publicar un comentario