lunes, 12 de diciembre de 2011

Mirada

¿son esos tus ojos?
Brillantes,
sin rojez de llanto,
finos, limpios, blancos...

Pequeños en malicia,
grandes de inocencia,
y tamaño.

Observan curiosos,
desean con fuerza
y bailan vibrando.

Hablan libres
de tu palabra,
sinceros,
rebeldes del filo
de tus labios.

Enfadarse con ellos,
no puedo,
pues son tuyos,
aun apunten acusando.

Sí, son esos,
tus ojos,
dos esferas de nacar
culpables de llanto.


Fdo udánimo

No hay comentarios:

Publicar un comentario